Regreso de Kuwonku.

Hace apenas un par de días, Roger aterrizó en Barcelona tras haber pasado unos días en Kuwonku. Al poco de llegar, nos envió un correo en el que nos reporta algunas novedades respecto a la gestión del ambulatorio:

¡Hola a todos/as!
Ya de regreso y satisfecho, os resumo la organización del ambulatorio:
Situado en Kuwonku, un poblado de 2.000 habitantes, y circundado por una comarca, donde viven unas 12.000 personas de diversas etnias; es el centro de atención sanitaria más accesible para todas ellas.
Cuenta con un enfermero/medico enviado y pagado por el gobierno y un ayudante del pueblo pagado por nosotros. Al decir nosotros, me refiero a las asociaciones de Blanes per Gambia, Premia (que habilito y gestiono en solitario estos últimos años el ambulatorio) y Jatakendeya, los 3 gestionamos unidos desde ahora el ambulatorio. Algunos de los cambios en la gestión del ambulatorio son:
-Se crea un comité local, presidido por Jalama, persona de confianza, de la cooperativa , que se ha creado en el pueblo.
-Las urgencias vitales, que acudan, serán atendidas  gratuitamente visitas “normales”, pagaran una mínima tarifa , para cubrir los gastos de mantenimiento del local.
-La medicación, comprada en un laboratorio del país montado por un farmacéutico de Barcelona, se venderá a  precio de coste. La farmacia mas próxima está a una hora de jeep y además carga importante beneficio en el precio.
-Los casos que precisen traslado en ambulancia tendrán que pagar el gas-oil.
-Las medicinas de larga duración – como asma infantil, HTArterial y diabetes – serán subvencionadas en un 50%.
-Y lo más importante: El comité tendrá como principal misión evaluar las posibilidades económicas de los usuarios y decidir en todos los casos si procede la gratuidad de todos los servicios, citados a fin de que nadie quede nunca excluido de la atención que precise.
Con este sistema creemos, que el ambulatorio, puede ser fácilmente sostenible, siempre contemplando una gestión local, para que en  el caso de que nosotros algún día estemos ausentes, pueda mantener sus prestaciones. 
Roger Mercadé.
Anuncios